Esto es para mí la Invernal de Arguis


Por Luis Alberto Alegría González

“¿Como os podría describir Arguis? Quizá como la ausencia de todo aquello a lo que estamos acostumbrados. Nada más llegar pillamos sitio y montamos las tiendas en cosa de media horita y al terminar… Ya está, no tenemos más que hacer hasta que mañana recojamos todo y marchemos. O al menos eso parece. Porque precisamente esa ausencia de todo acaba dando para mucho. Para ir hasta la hoguera y ver variada fauna motera entre la que nos contamos nosotros por supuesto. Para tomarnos unas birras en el pretérito y presente Merendero Lafoz, siempre exactamente igual año tras año. Para ir y volver a/desde la tienda por aquello de matar el tiempo entre birra y birra. Y vuelta a la hoguera, a ver las parrilladas. Y lo más importante: tranquilidad y tiempo de sobra para hablar con los compañeros de viaje de motos, de proyectos de futuro, de viajes soñados y planeados que haremos juntos de aquí a no mucho tiempo, de cosas que nos han pasado este año, de cosas que hemos vivido con moto y sin ella… Tiempo para acordarnos de compañeros moteros que no han venido y que nos hubiera gustado que estuviesen aquí, de compañeros moteros que hemos conocido gracias a la moto y que ahora están pasando un rato malo y decidimos que queremos dedicarle el esfuerzo del viaje a la mujer de uno de ellos y a él, a May y Chari, con el deseo de que todo salga bien. En definitiva, tiempo de reencontrarnos quizá con nosotros mismos y con las razones del porqué nos gustan las motos, montar en moto, viajar en moto, pasar frio, calor, miedo… y todo ello sin necesidad, simplemente por gusto; quizá sea que, en mi caso, eso es lo más próximo a la libertad, a sentirme realmente libre en este mundo y en esta vida que nos ha tocado vivir. Todo eso y seguramente mucho más y mejor expresado es para mí la invernal de Arguis, donde a fuerza de no haber nada acaba uno encontrándolo casi todo.”

1 Comentario

  1. Buen y sencillo comentario. ¿Qué engancha de Arguis? Como bien dices, la ausencia de todo que te permite disfrutar de lo esencial: aparte del viaje, los viejos camaradas de afición a los que, en ocasiones, solo ves en Arguis.
    Y hasta el año que viene…

    Post a Reply

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *